fbpx
Prendre soin de sa peau en hiver : 3 conseils à appliquer

Cuidar la piel en invierno: 3 consejos para aplicar

This publication is also available in: Français English Deutsch Italiano

El invierno es la época del año en la que la piel se enfrenta a duras pruebas. Entre la sequedad, las variaciones de temperatura, el clima seco y el aire frío, es posible que la epidermis se vuelva rápidamente seca y tirante. Pero no te preocupes, la piel seca en invierno no es una fatalidad. Aplicando algunos principios básicos, deberías poder darle un impulso a tu piel y evitar la deshidratación debida a la bajada de temperaturas. En este artículo, compartimos 3 consejos clave para cuidar tu piel en invierno. 

Apostar por la hidratación para evitar la sequedad de la epidermis

La sequedad cutánea es una de las primeras causas de la piel seca en invierno. En esta época del año, la piel de nuestro rostro está ampliamente expuesta a las variaciones de temperatura y a los caprichos climáticos: frío, viento, aire seco, falta de humedad, exposición al calor en interiores, etc. Todo esto actúa directamente sobre nuestra epidermis por dos razones. 

La primera es que para limitar la pérdida de calor, nuestro cuerpo reacciona de tal forma que irriga prioritariamente nuestros órganos vitales. Las extremidades como la piel del rostro, las manos o los pies pasan a segundo plano, lo que puede llevar a una sequedad con el tiempo. 

Luego, cuando nuestra piel está expuesta al frío, la película hidráulica que habitualmente protege nuestra piel disminuye casi a la mitad. Nuestra epidermis produce entonces menos sebo, lo que también conduce a una sequedad cutánea caracterizada por piel seca, piel tirante, enrojecimiento, labios agrietados, etc.

Para contrarrestar estos fenómenos naturales y apoyar a la piel en este difícil paso, el primer consejo es pensar en la hidratación. Para ello, puedes beber más, pero también adoptar una rutina de belleza más nutritiva. Para esto, asegúrate de respetar los códigos de tu piel. Algunas epidermis necesitan una crema rica en nutrientes, mientras que otras requieren aceites. Pero para poner a todos de acuerdo, nada mejor que una buena mascarilla hidratante para prevenir la deshidratación, como las de shop-pharmacie.fr.

Adoptar una rutina de belleza para cuidar tu piel en invierno

Más que nunca en invierno, la rutina de belleza es importante para cuidar tu piel, protegerla de las temperaturas exteriores y permitirle estar radiante incluso cuando el aire es seco y fresco. 

Puedes, por ejemplo, integrar la exfoliación de la piel en tu rutina semanal. Esto permitirá que tu piel se deshaga de las células muertas y que los productos penetren mejor. Sin embargo, como la epidermis es más frágil, no repitas este gesto más de 2 veces por semana, ya que podrías agredir la piel. 

Si sientes que tu piel está seca, piensa en cambiar tu desmaquillante. Por ejemplo, si optas por una espuma el resto del año, quizás al acercarse el invierno, un aceite o un desmaquillante más graso en forma de crema se adapte mejor a tus necesidades cutáneas. Lo importante es saber lo que necesita tu piel. 

Aplicar una crema solar diaria para proteger tu piel en invierno

Último consejo al que se le da menos importancia: aplicar crema solar diariamente en la piel. Y sí, el protector solar no está reservado solo para los días soleados de agosto. Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel, se aconseja aplicarlo todos los días del año, incluyendo el invierno. No es porque haga frío que los rayos UV no afectan tu epidermis. Entonces, para evitar cualquier deshidratación y arrugas prematuras, se recomienda ser estricto con la aplicación diaria de tu crema solar si piensas salir al aire libre. Y como todas nos preguntamos: la crema solar se aplica antes de la crema de día y el maquillaje. Y no después ;)

Para concluir, cuidar tu piel en invierno no es tan complicado. Solo necesitas escuchar a tu piel para suplementarla con los nutrientes adecuados y adoptar una rutina de belleza invernal adaptada. Y esto implica algunos pequeños cambios fáciles de implementar, como la aplicación de crema solar, la elección del desmaquillante adecuado o asegurarse de hidratarse bien tanto por dentro como por fuera. Y no olvides las otras zonas sensibles del cuerpo como los labios, las manos o los pies. Todas ellas también están sujetas a los caprichos del invierno.

💡Y si te interesa la cosmética natural, descubre el escualano, un aceite vegetal con sorprendentes beneficios.

Chargement...